Estribo para vigas, externo


  • Material: Acero
  • Diámetro de orificio de montaje: 11 mm
  • Espesor de material: 1.5 mm
  • Longitud máxima de tornillo: 50 mm
  • Superficie: Galvanizado en caliente
  • Longitud mínima del tornillo: 25 mm

$('#scrollbtn').click(function () { document.querySelector('.nav-tabs li:first-child a').click(); $('html, body').animate({ scrollTop: $('.nav-tabs').offset().top - 250 }, 1000); });
* IVA total incluido más Gastos de envío


Los estribos para vigas interiores se usan para conectar vigas secundarias a las vigas portantes o maestras. En estos casos, se conectan componentes de madera entre sí, además de a componentes de hormigón o acero. Suele conseguirse mediante combinaciones de tornillo/clavo.

Para conectar estribos para vigas a madera o materiales de madera, los clavos de anclaje que se utilicen deberán ser de 4,0 mm de diámetro.
La capacidad de carga máxima del estribo para vigas se consigue únicamente previa fijación completa mediante clavos. También se permite utilizar una fijación parcial mediante clavos en caso de que la carga fuera a ser reducido.
La capacidad de carga dispuesta corresponde al método indicado (véase el diagrama). Las separaciones con respecto a los bordes y las separaciones en general deben respetarse, de conformidad con la normativa pertinente. El montaje debe llevarse a cabo conforme a lo dispuesto en el certificado de aprobación.

Los clavos utilizados para el montaje de estribos para vigas deben cumplir con la norma EN 14592: Uso de clavos especiales de clase de carga III según DIN 1052:2004-08, Sección 12.8(5).
A este respecto, recomendamos utilizar nuestros clavos de anclaje (clasificación de carga de clase III según la norma DIN 1052-2).

  • Material: Acero
  • Diámetro de orificio de montaje: 11 mm
  • Espesor de material: 1.5 mm
  • Longitud máxima de tornillo: 50 mm
  • Superficie: Galvanizado en caliente
  • Longitud mínima del tornillo: 25 mm